Bocado de Nutrición publicados por Lamberts Española

Última actualización: 3 abril, 2024

Un probiótico de múltiples cepas mejora la calidad subjetiva del sueño sin impacto en la composición corporal, la hemodinámica y la actividad física.

Kerksick, C.M., Moon, J.M., Walden, K.E., Hagele, A.M., Allen, L.E., Gaige, C.J., Krieger, J.M., Jäger, R., Pane, M., & Mumford, P.

Resumen. Enero 2024.

Utilizamos un enfoque aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo en 70 hombres y mujeres suplementados diariamente con un probiótico de multiples cepas (PMC) (4 × 109 células vivas Limosilactobacillus fermentum LF16, Lacticaseibacillus rhamnosus LR06, Lactiplantibacillus plantarum LP01 y Bifidobacterium longum 04; Probiotical S.p.A., Novara, Italia) o placebo (PLA).

En respuesta a la suplementación (después de 0, 2, 4 y 6 semanas de suplementación) y 3 semanas después de suspender la suplementación, los participantes tuvieron indicadores de sueño subjetivos (índice de calidad del sueño de Pittsburgh, PSQI) y objetivos, composición corporal, actividad física diaria y hemodinámica evaluada en reposo.

Los indicadores subjetivos de calidad del sueño que utilizan el PSQI (latencia del sueño, alteraciones del sueño y puntuación global del PSQI) mejoraron en varios momentos con la suplementación con PMC. La presión arterial sistólica en PLA aumentó después de 6 semanas de suplementación, sin cambios en PMC.

En conclusión, la suplementación con PMC mejoró la capacidad subjetiva de conciliar el sueño más rápido y las alteraciones experimentadas durante el sueño, lo que resultó en una mejor calidad general del sueño según lo evaluado por el PSQI. No se observaron diferencias en otros indicadores del sueño, actividad física, hemodinámica y composición corporal durante o después de la suplementación con PMC.

Fuente: : Brill Wageningen Academic